El operador francés de telecomunicaciones France Télécom anunció hoy un conjunto de medidas destinadas a mejorar el entorno de sus trabajadores y "salir de la crisis social" provocada por la oleada de suicidios que se ha cobrado la vida de medio centenar de trabajadores desde 2008.