La agencia de medición de riesgos Fitch has rebajado la perspectiva de Cajamar de estable a negativa por el deterioro de la calidad de sus activos, al tiempo que ha rebajado su su capacidad crediticia individual de "B" a "B/C". De acuerdo con un comunicado remitido hoy, Fitch ha mantenido la puntuación de la capacidad de afrontar impagos a largo y corto plazo de la mayor cooperativa de crédito española.