Una coalición formada por fiscales de 19 estados inició una investigación sobre las polémicas
bonificaciones pagadas a empleados de la filial de productos financieros de American International Group Inc. (AIG),
cuyo problemas llevaron a la aseguradora al borde de la bancarrota. La fiscal general de Nueva Jersey, Anne Milgram, nofiticó a la compañía sobre la investigación en una carta firmada por sus contrapartes en 18 estados. En la carta se indicó que los funcionarios querían "asegurar al público inversor, como se prometió, que el dinero recibido por la compañía está siendo utilizado para mejorar el bienestar financiero de la compañía, y no para llenar los bolsillos de los mismos individuos que condujeron a la crisis financiera en primer lugar".  La carta, fechada el 19 de marzo, demandó que la compañía presente en un plazo de cinco días hábiles la lista de todos los empleados de la filial que recibieron bonificaciones desde septiembre del 2008, cuando el Gobierno intercedió para salvar a la compañía de la bancarrota.  El Gobierno ha comprometido hasta US$173.300 millones en ayuda a AIG. La acción de AIG se desploma un 32,1% a 1,11 dólares.