La filial brasileña de Banco Santander SA  anunció el viernes al supervisor del mercado estadounidense que en su salida a bolsa espera conseguir 200 millones de dólares. No obstante, la cantidad es indicativa. Los analistas prevén que la cifra que paguen los inversores por una participación del 15% en el tercer mayor banco privado de Brasil sea superior.