Las autoridades mundiales deben tomar medidas para aliviar el impacto a corto plazo de la inflación de los alimentos sobre los más pobres, aseguró hoy en Nueva Delhi el director general de la Organización de la ONU para la Alimentación (FAO). Jacques Dious. "Los precios mundiales de los alimentos han subido un 45% en los últimos nueve meses y hay una seria escasez de arroz, trigo y maíz", aseguró Jacques Dious. "Hay que tomar algunas medidas serias para solucionar la situación", dijo citado por la agencia IANS el dirigente, que asistió a un seminario global sobre industria agraria. Según Dious, la situación actual es fruto de las reservas y la demanda, ya que el crecimiento de países como China y la India ha llevado a sus poblaciones a disponer de mayores ingresos y ha incrementado la demanda de comida.