La compra de valores defensivos depende de que se decida si la actual mejora del optimismo económico es real o si en cambio empeorará en el 3t, señala Bank of America-Merrill Lynch. "Creemos que lo peor de la economía ya ha pasado y prevemos un positivo crecimiento del PIB (europeo) a partir del 3t". Por eso la correduría cree que el indicador ISM y otros indicadores de confianza han tocado fondo, lo que a su vez confirma que el ratio precio/resultados de los mercados europeos ha dejado atrás sus mínimos. "Esto sitúa a la economía y a los mercados en una fase prematura de la recuperación cíclica y, a pesar de los posibles baches que pueda encontrarse, la asignación de activos debe favorecer a los valores cíclicos sobre los defensivos".