La zona euro salió de recesión en el tercer trimestre con un crecimiento del 0,4% en tasa intertrimestral frente a un descenso del 0,1% (cifra revisada) en el segundo trimestre, según la segunda estimación hecha pública este viernes por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.
De este modo, el crecimiento económico de la eurozona vuelve a retomarse en tasa intertrimestral tras permanecer en negativo durante cinco trimestres consecutivos, aunque en términos interanuales registró una caída del 4%, una contracción menor en una décima a la anterior estimación (-4,1%). En la Europa de los 27, el PIB también salió de terreno negativo y aumentó tres décimas en tasa intertrimestral durante el tercer trimestre del año, aunque acumula una caída interanual del 4,3%.

Por su parte, España es la única de las grandes economías de la zona euro que registra una tasa de crecimiento intertrimestral negativa, al retroceder un 0,3% y es una de las tres economías de la eurozona que sigue en recesión, junto con Grecia (-0,4%) y Chipre (-0,6%).

De entre los países de los que hay información disponible, los países de la zona euro que registraron un mayor crecimiento del PIB fueron Eslovaquia (1,6%), seguida de Eslovenia (1%), Alemania y Portugal (0,7%), Italia (0,6%), y Austria y Países Bajos (0,5%).

Eurostat recuerda que durante el tercer trimestre, la economía estadounidense registró un crecimiento del 0,6% en tasa intertrimestral y un descenso del 2,6% en términos interanuales, mientras que en Japón, el PIB aumentó un 0,3% en tasa intertrimestral y descendió un 4,7% en términos interanuales.