El Dow Jones Euro Stoxx 50 cierra con una caída del 1,3% a 2.900,3 puntos tras conocerse unos decepcionantes resultados trimestrales de General Electric y Goldman Sachs, y el índice de confianza de la Universidad de Michigan, que no superó las previsiones. Los bancos y las materias primas fueron los sectores más afectados por las ventas.