Los jefes de Estado y de Gobierno acordaron hoy duplicar el fondo para rescatar a los países del este con problemas para refinanciar su deuda como consecuencia de la crisis, hasta situarlo en 50.000 millones de euros, según informaron fuentes diplomáticas.  La propuesta de duplicar la dotación del denominado mecanismo de ayuda financiera a la balanza de pagos partió del presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso. Barroso explicó anoche que con la cantidad que todavía queda disponible de este fondo hay "bastante" para atender las previsibles necesidades, pero dijo que un incremento de la cuantía del fondo enviaría una "señal positiva". Pese a las reticencias iniciales de países como Alemania o República Checa, finalmente los líderes europeos respaldaron la propuesta del Ejecutivo comunitario.