El euro y los precios de los bonos griegos caían el martes debido a que los inversores seguían preocupados por la capacidad del país de financiar su déficit público sin ayuda del Fondo Monetario Internacional. La rentabilidad del bono griego a 10 años subió el martes hasta el 7,1%, 397 puntos básicos por encima del bund alemán, frente a la rentabilidad del cierre del lunes del 6,56%. El coste anual de asegurar 10 millones de deuda soberana griega a cinco años también subió a su mayor nivel desde el 25 de febrero, hasta 390.500 desde 344.000 al cierre de la semana pasada, según CMA Datavision.