El euro descendía el martes por la mañana a un mínimo de casi cuatro semanas frente al dólar, a medida que aumentaban las expectativas de que la Reserva Federal sugerirá el miércoles una pausa en los recortes de las tasas de interés. Las reducciones de tasas en Estados Unidos han hecho que disminuya el rendimiento relativo del dólar frente al euro, lo que ha permitido a la moneda europea subir a máximos históricos. La Fed anunciará el miércoles, tras una reunión de dos días, su decisión sobre las tasas de interés. La mayoría en el mercado espera que la entidad reduzca las tasas en 25 puntos base, recorte inferior a los observados en las últimas reuniones. Después de esta reunión, algunos analistas creen que la Fed podría mantener sin cambios su política monetaria. Esto generaba órdenes de compra de dólares, lo que se sumaba a algunos informes económicos decepcionantes publicados en la zona del euro. La confianza de los consumidores en Francia disminuyó en abril a un nuevo récord, mientras que un índice sobre los gerentes de compras en el sector minorista de la zona del euro, elaborado por Bloomberg, descendió a un récord en abril. El martes por la mañana en Nueva York, el euro se negociaba en US$1,5564 frente a los US$1,5640 del lunes por la tarde, mientras que el dólar cambiaba de manos a Y103,92 en relación con los Y104,17. El euro se ubicaba en Y161,72 respecto a los Y162,92, según EBS, y la libra esterlina se cotizaba a US$1,9732 frente a los US$1,9897 del lunes.