El euro permaneció estable frente al dólar el martes durante los intercambios europeos, pese al retroceso inesperado del índice ZEW en Alemania, y mejoró al inicio de los intercambios sus récords absolutos frente al yen y al franco suizo. Hacia las 16.00 GMT, el euro valía 1,3411 dólares contra 1,3414 dólares el lunes hacia las 21.00 GMT. El billete verde, por su lado, rozó su máximo frente al yen desde diciembre de 2002, a 123,42 yenes por un dólar. Estable frente al dólar, la divisa europea subió en los intercambios en Asia a 166,11 yenes y a 1,6673 francos suizos, dos récords absolutos. El yen y el franco suizo están deprimidos por la debilidad relativa de sus tasas de interés directrices en Japón (0,50%) y en Suiza (2,50%).