Producto Interior Bruto (PIB) por habitante en España se situó en 2006 ligeramente por encima de la media europea (102%) según los datos difundidos hoy por la Oficina de Estadística Comunitaria (Eurostat). En el conjunto de la UE, la riqueza por habitante varió el año pasado entre los dos miembros más recientes, Bulgaria (37%) y Rumanía (38%), y el país más rico, que volvió a ser, con diferencia, Luxemburgo (280%), donde se duplica el porcentaje. Tras Luxemburgo se colocó Irlanda (144%), Holanda (131%), Austria (129), Dinamarca (127), Bélgica (123), Suecia (121), Reino Unido (118), Finlandia (117), Alemania (113), Francia (113), Italia (104), España (102). Ya por debajo de la media, se sitúan Chipre (94), Grecia (89), Eslovenia (87), República Checa (79), Malta (77), Portugal (75), Estonia (67), Hungría (66), Eslovaquia (63), Lituania (58), Letonia (56), Polonia (53), Rumanía (38), Bulgaria (37).