España recibió 2,54 millones de turistas extranjeros en enero, lo que representa un aumento del 1,1% en relación al mismo periodo de 2009, tras dieciocho meses consecutivos de descensos, según los datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur) hechos públicos hoy por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. De esta forma, se rompe la tendencia de descensos en la entrada de turistas extranjeros a España, que cerró 2009 con una caída del 8,7% en las llegadas, por debajo de las previsiones que apuntaban a un recorte del 10%.