España recibió en el primer cuatrimestre del año 15,2 millones de turistas extranjeros, lo que supone un 3,3% respecto a igual período de 2007, según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur), que publica hoy el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. A este buen comportamiento del sector turístico español contribuyeron, entre otros factores, la evolución positiva de la demanda hotelera y el aumento de turistas del principal mercado emisor de España, el Reino Unido.