El grupo financiero austriaco Erste Bank, en el que Criteria controla el 10,1% del accionariado, ha cerrado el ejercicio con un beneficio atribuido de 903,4 millones de euros, lo que implica un 5,1% más que en 2008, tal y como informa la entidad que, sin embargo, tuvo que provisionar 2.056,6 millones, un 92% más.