La compañía alemana de suministro energético E.ON adquirió el 25% que le quedaba por controlar del capital de la filial italiana Dalmine Energie, sin facilitar el precio de la operación. E.ON informó en un comunicado de que ejecutó ayer la opción de compra sobre el 25% de Dalmine para convertirse en el único propietario de la empresa, después de que en diciembre del año pasado adquiriera el 75% del capital a la compañía luxemburguesa Tenaris. "La compra posibilita a E.ON la ampliación de la presencia local y el aumento de productos atractivos y subraya el compromiso del consorcio con el mercado italiano", dijo la compañía. El pasado 1 de diciembre, la empresa germana compró el 75% de Dalmine por 46,5 millones de euros (67,6 millones de dólares) para fortalecer su posición en Italia.