El empresario Enrique Bañuelos ha fusionado Agre, su inmobiliaria brasileña, con la primera empresa del sector del país, PDG Realty, con lo que ha creado el primer grupo inmobiliario de Brasil, informaron hoy las dos empresas.

La empresa resultante nace con una capitalización bursátil de unos 9.000 millones de reales brasileños (unos 4.000 millones de euros), una facturación de unos 4.200 millones de reales (1.810 millones de euros) y proyectos inmobiliarios valorados en hasta 7.500 millones de reales (unos 3.300 millones de euros).