La italiana Enel considera una ampliación de capital de hasta 7.000 millones de euros para reducir su deuda antes de la presentación de la estrategia la próxima semana, según jueves dos fuentes conocedoras de la situación.  Enel sigue trabajando en los detalles de la ampliación, mientras considera un eventual acuerdo con los bancos antes de decidir cuáles le ayudarán a gestionar la ampliación, dijeron las dos fuentes, que pidieron mantener el anonimato.  Se espera que la deuda neta de Enel supere 60.000 millones  de euros tras acordar el pasado mes comprar una participación del 25% de Endesa, con lo que la participación total en el grupo español alcanza el 92%. Además, 13.400 millones de euros de deuda vencen en 2010, de los cuales 2.200 pertenecen a un acuerdo de crédito que puede ampliarse a 2012.