Endesa no tiene previsto repartir un dividendo extraordinario con las últimas plusvalías obtenidas en operaciones de desinversión y está ultimando su plan estratégico de energías renovables, que espera tener acabado entre finales del año y comienzos del siguiente, afirmó hoy el consejo delegado de la compañía, Andrea Brentan.
"Sin restar nada a los poderes del consejo y la junta de accionistas, puedo confirmar la política del 50% de dividendos ordinarios y la tradición de repartir parte de ellos a cuenta, pero no en cuanto a los extraordinarios, ya que tras el gran dividendo de este año no se está barajando otro extraordinario", afirmó el directivo.

Los analistas especulan con la posibilidad de que el grupo reparta a comienzos de 2010 cerca de 1.000 millones de euros en un dividendo extraordinario con las plusvalías de la venta de activos renovables a Acciona. Estas plusvalías proceden de la compra por parte de Acciona de 1.946 megavatios (MW) de activos renovables de Endesa por 2.634 millones, que se ejecutó en junio.

Brentan, quien dijo que la decisión sobre una posible apertura del 'free float' de Endesa a nuevos accionistas corresponde a Enel, aseguró que el grupo está "simplificando" su negocio en Iberoamérica y seguirá haciéndolo. "Nos sentimos muy cómodos con los minoritarios" en esta región, afirmó.

Por otro lado, el consejero delegado aseguró que el grupo tiene como objetivo para 2009 un "resultado al menos en línea con el de 2008", sin hacer más comentarios. La compañía ganó 7.169 millones en 2008 y obtuvo un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 6.895 millones. Los analistas esperan un aumento del 6,8% en el Ebitda durante 2009.

En cuanto al nuevo plan de renovables, indicó que la compañía "está trabajando en el nuevo plan estratégico", que podría estar listo "este año o al inicio del que viene", pero que probablemente no se dará a conocer hasta "el primer trimestre de 2010".

La compañía presidida por Borja Prado se encuentra en pleno proceso de revisión de su plan estratégico. La compañía considera que, tras varios años de pugna por su control, ha encontrado por fin la estabilidad societaria suficiente para diseñar una estrategia a medio y largo plazo. El anterior plan estratégico incluía inversiones de 13.500 millones hasta 2013.

El grupo ha logrado inscribir 1.174 megavatios (MW) eólicos "en construcción o pendientes del inicio de obras" en el nuevo real decreto ley 6/2009. Además, dispone de una cartera de 7.000 MW y "está mirando el desarrollo de financiación para los parques, para Endesa y para los socios en los proyectos", señaló.

El directivo explicó que Endesa centra ahora su atención en "oportunidades de crecimiento órganico", la contención de costes y la obtención de sinergias, que hasta septiembre alcanzaron los 326 millones, lo que supone el 75% del objetivo.