La filial francesa de Endesa ha conseguido el permiso definitivo para construir dos centrales de ciclo combinado al sur del país de 430 megavatios (MW) de potencia cada uno, en los que invertirá unos 500 millones de euros. Las nuevas centrales, que entrarán en funcionamiento en 2010, se situarán en la región de Lacq, emplazamiento que cuenta con una condiciones óptimas de conexión a recursos de gas, agua y una red de transporte eléctrico de 400 kilovoltios (kv). Los títulos de Endesa bajan a las 13:04 horas un 1,94 por ciento hasta los 34,93 euros.