El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha impuesto una sanción de 4,5 millones de euros a Seat por considerar irregulares más de 600 contratos de formación y prácticas que la empresa efectuó entre los años 1996 y 1998.