El tráfico aéreo de pasajeros se mantuvo en septiembre, con un ligero aumento de la demanda del 0,3%, frente al mismo mes del año pasado, según informó hoy la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que advirtió que todavía no puede hablarse de una recuperación, ya que el entorno de la industria es "frágil". El mes pasado las tasas de ocupación tanto de pasajeros como de mercancías regresaron a los niveles anteriores a la crisis, con índices del 77,1% y del 50,8%, respectivamente.