Después de haberaliviadola políticamonetariaa raízdel terremotoy el tsunami, la atenciónpasa ahora por si el país nipón facilitarála políticafiscalparaapuntalarsueconomía.


En declaraciones a la CNBC, Jesper Koll, jefe de análisis de renta variable japonesa de JPMorgan Securities Japan espera que “el gobierno tome medidas fiscales agresivas”.

Mientras hay un debate sustancial acerca de si Japón tendrá un presupuesto adicional debido a su alto nivel de endeudamiento, Koll piensa que el gobierno del Primer Ministro japonés, Naoto Kan, aprobará un presupuesto suplementario que rondará en torno a un 1-2% del PIB.

Otro experto sobre Japón tiene una postura similar: “van a lanzar al viento todas sus preocupaciones de austeridad fiscal. Es posible que haya más estímulos monetarios y eso es lo que deben hacer” concluye Kirby Daley, estratega de Newedge Group.

Ayer, el banco de Japón amplió su inyección de liquidez en 122 billones de dólares. A pesar del impacto que ha supuesto el terremoto, el tsunami y la alarma nuclear, el banco central mantuvo su postura de una recuperación moderada de su economía.

Koll conserva una actitud positiva sobre Japón a largo plazo. Cree que "la monetización de la deuda es exactamente lo que se necesita para superar la deflación estructural".