La Sala Tercera del Tribunal Supremo ha rechazado la indemnización de 299.564 euros que Iberdrola había reclamado a Endesa por los daños y perjuicios que, a su juicio, le ocasionó la suspensión cautelar de la opa de Gas Natural decidida por esta misma instancia en abril de 2006. El alto tribunal entiende que "no hubo mala fe" ni "abuso de derecho" por parte de Endesa al recurrir ante el Supremo el acuerdo del Consejo de Ministros por el que se autorizó la operación, según un auto fechado el 29 de octubre dado a conocer hoy. Iberdrola, que firmó un acuerdo de compraventa de activos con Gas Natural supeditado al éxito de la opa sobre Endesa, reclamaba esta indemnización por los honorarios extraprocesales, es decir por asesoramiento jurídico, que tuvo que afrontar a raíz de la suspensión.