Después de diez años de trabajo, el nuevo gasoducto Medgaz, que une Almería y Beni Saf (Argelia) a través de 210 kilómetros bajo las aguas del mar Mediterráneo, tiene previsto entrar en funcionamiento durante las próximas semanas.

De todo el gas natural que se consumió en nuestro país durante el año pasado, casi un 30% tuvo su origen en Argelia. Cuando Medgaz entre en funcionamiento, esta dependencia de gas con Argelia se incrementará de forma importante, pues según fuentes de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), supondrá que la mitad del gas que abastece España proviene del mismo país: Argelia.

Durante la semana pasada conocimos que el fondo de inversión árabe IPIC (International Petroleum Investment Company), propiedad del Gobierno de Abu Dhabi, lanzaba una OPA sobre el 100% de Cepsa. Antes de esta OPA, el accionariado de este nuevo proyecto se repartía de la siguiente manera: la argelina Sonatrach (36%), Iberdrola (20%), Cepsa (20%), Endesa (12%) y GDF Suez (12%). Con este nuevo escenario, Argelia y Abu Dhabi controlarán sin ningún tipo de problemas este nuevo gasoducto, dejando a nuestro país más dependiente que nunca del suministro de esta materia prima.

La operación de IPIC tiene un mayor componente estratégico que financiero; y siempre con un nivel de riesgo relativamente bajo, pues no en vano son más de 20 años los que IPIC lleva participando en el capital de Cepsa, una compañía que desde Abu Dhabi conocen bastante bien.

Con todas las revueltas del norte de África que, lejos de apaciguarse, cada día van en aumento -ayer mismo conocimos a través de la BBC que el ejército de Libia dispersó a tiros una de las últimas manifestaciones en Misurata (ciudad costera al norte del país) causando más de 200 muertes entre aquellos que se manifestaban contra el régimen de Gaddafi (líder libio tan agasajado por nuestros dos últimos presidentes del gobierno)- es inevitable preguntarse: ¿está el suministro de gas en nuestro país en peligro?

El artículo del Sr. Llardén (presidente de Enagás) publicado en El Pais este fin de semana, plantea por un lado, la necesidad de desarrollar almacenamientos subterráneos "que nos permitan disponer de un volumen suficiente de reservas de gas natural de carácter estratégico". Y es que la estructura actual de nuestro país deja mucho que desear pues tan sólo poseemos almacenamientos para garantizar el suministro de gas natural por un máximo de 20 días. Sé que las comparaciones son odiosas, pero en este caso, me temo que necesarias. Nuestros países vecinos, Alemania y Francia, en caso de verse afectados por problemas en el suministro, pueden garantizar la oferta de esta materia prima durante más de tres meses.

En segundo lugar, el presidente de Enagás propone el desarrollo de conexiones internacionales con Europa a través de Francia con el fin de "incrementar nuestra seguridad energética". A su vez destaca que ya "durante los últimos años, los agentes del sector gasista en Francia, Portugal y España han realizado un importante esfuerzo para el desarrollo de nueva capacidad de interconexión en el marco de la South Gas Regional Initiative, promovida por la Comisión Europea y coordinada en España por la Comisión Nacional de Energía".

Ambos planteamientos, sin duda tienen que ser tenidos muy en cuenta por nuestro actual gobierno y por todo nuestro sistema político si queremos evitar cualquier problema con el suministro de gas natural en nuestro país. Pero mucho me temo que debido a la actual situación que tenemos a día de hoy (y en el corto plazo), si las revueltas que están teniendo lugar tanto en el norte de África como en el Oriente Medio, mantienen la actual tendencia, muy pronto tendremos problemas de suministro de gas natural.

Estos son los datos a fecha de hoy:

- En España no existen yacimientos de gas natural; por lo que es necesario importar del exterior el 100% de nuestra demanda
- En 2010 el gas natural representó el 25% de la energía primaria consumida en España y con él se produjo más de un tercio de la electricidad consumida en nuestros hogares y empresas.
- En 2010 el suministro de gas natural en España tuvo su origen:
* 8% Egipto
* 30% Argelia
* 21% Nigeria
* 15% Qatar
* 9% Trinidad y Tobago
* 5% Noruega

twitter: @migfreijo
mfreijo@estrategiasdeinversion.com