El índice S&P 500 reconquistó ayer los 1.000 puntos por primera vez desde el pasado mes de noviembre. De cara a la apertura, los futuros del S&P 500 cotizan por debajo de estos 1.000 puntos, con un descenso del 0,59%.