El Santander abona hasta un máximo de 300 euros a los accionistas del banco que traspasen sus títulos a una sucursal de la red comercial del grupo desde cualquier entidad financiera no perteneciente a la misma, según informaron a Europa Press fuentes del banco que preside Emilio Botín. Concretamente, el Santander asumiría la comisión por traspaso de las acciones que la entidad depositaria de los títulos cobrará al propietario hasta dicho límite, oferta que expiraba el pasado mes de abril pero que el banco ha prorrogado hasta el próximo 30 de junio.