El banco británico Royal Bank of Scotland (RBS) ha puesto a la venta las acciones de su filial en Rumanía, en una operación de reestructuración que la entidad ha lanzado por las masivas pérdidas sufridas en 2008, informó la prensa rumana. La puesta a la venta de RBS Romania se produce pocos días después de que el gobernador del Banco Nacional de Rumanía se refiriera a la filial de la entidad británica como uno de los bancos más sólidos del sistema bancario local. El RBS, que en 2008 perdió 24.100 millones de libras esterlinas (unos 27.300 millones de euros), se ha visto obligado a deshacerse de una parte importante de sus bancos en regiones como Europa central y oriental y Latinoamérica, recordó hoy el diario económico rumano Ziarul Financiar.