La entidad inglesa aliada con Santander en la pugna por hacerse con ABN ha comunicado que su resultado del primer semestre avanzó un 19%, ayudado por la banca de inversión. Así, ganó 3.560 millones de libras, or 37,3 peniques por acción. La cifra está por encima de lo esperado, ya que los analistas contaban con un beneficio medio de 3.300 millones de libras.