El Reino Unido podría verse obligado a realizar una nueva emisión de dinero para aumentar el gasto público y hacer frente al recrudecimiento de la crisis económica, señala hoy el diario "Financial Times". Según Mike Platt, consejero delegado de BlueCrest -uno de los mayores fondos de inversión alternativa de Europa-, la impresión de más moneda es "la única opción política" de la que dispone el Gobierno laborista de Gordon Brown para lidiar con la crisis. El toque de atención dado por este inversor es especialmente significativo dada su capacidad para pronosticar las medidas económicas adoptadas por el Gobierno británico en los últimos meses.