El presidente del grupo japonés Toyota, Akio Toyoda, pidió hoy disculpas a los clientes de la compañía por los problemas de seguridad encontrados en varios modelos de la firma en diferentes regiones del mundo, al tiempo que aseguró que los vehículos de la marca nipona "son seguros". Toyoda señaló que la firma automovilística está "en crisis" y afirmó que se está enfrentando a grandes retos. "Quiero aprovechar esta oportunidad para pedir disculpas desde lo más profundo de mi corazón por la preocupación causada a los clientes después de las campañas de revisión de varios modelos en varias regiones", explicó.