Los representantes de UGT en el sector de la automoción y en Renault España destacaron hoy que el preacuerdo alcanzado la pasada semana sobre el nuevo convenio colectivo en las plantas de la empresa francesa para "elimina la amenaza" que existía en la factoría de Montaje de Valladolid y garantiza el futuro industrial para un plazo de "seis o siete años". El pacto alcanzado la pasada semana y que será rubricado mañana en Valladolid, supuso para los representantes sindicales, como apuntó el secretario federal de MCA-UGT, Rogelio Mena, "esfuerzo, sacrificio y solidaridad" pero siempre con la condición a cambio del mantenimiento del empleo y el futuro industrial, objetivo que, apostilló, se ha conseguido.