El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro ha crecido un 2,6% en el tercer trimestre en relación al mismo periodo de 2007, mientras que en la UE el avance ha sido del 2,9%, según el primer cálculo difundido hoy por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria. Según estos datos, la economía europea se ha acelerado ligeramente entre julio y septiembre, pues en el trimestre anterior el crecimiento ha sido del 2,5% y el 2,8%, respectivamente. En términos intertrimestrales, la actividad ha aumentado el 0,7% en los Trece países de la moneda única y el 0,8% en los Veintisiete, frente al 0,3% y el 0,5% en los tres meses anteriores.