Los precios del petróleo bajaban este lunes en Nueva York, situándose muy por debajo de su récord histórico de la semana pasada, por una desaceleración del crecimiento que hace temer una baja de la demanda energética y porque se aleja la amenaza de huracanes. En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de 'light sweet crude' para entrega en setiembre avanzó, hacia las 13H10 GMT, 1,15 dólares a 74,33 dólares. Sin embargo, el precio del barril estaba a más de cuatro dólares de su récord histórico del miércoles, cuando llegó a 78,77 dólares, provocado por un sorpresivo retroceso de las reservas norteamericanas de crudo.