La tasa de desempleo en la zona euro se mantuvo el pasado agosto en el 6,9%, mientras se redujo una décima, hasta el 6,7%, en el conjunto de la Unión Europea, según la oficina estadística comunitaria, Eurostat. En el mismo mes del año pasado, el paro alcanzaba el 7,8% tanto en la eurozona como en la UE. En estos doce meces, 24 de los 27 Estados miembros redujeron su desempleo y los tres restantes lo vieron aumentar.