La tasa de paro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se mantuvo en diciembre por tercer mes consecutivo en el 8,8%, mientas que el desempleo en España sigue siendo el más elevado de todos los países miembros de la organización, con una tasa del 19,5%, según informó la institución en un comunicado.
 La tasa del desempleo de España, que aumentó una décima con respecto a noviembre, está muy por encima de los datos de Eslovaquia (13,6%) o de Irlanda (13,3%), segundo y tercer país miembro de la OCDE con mayor tasa de paro. En comparación con diciembre de 2008, la tasa de desempleo creció en España 4,7 puntos porcentuales, la segunda mayor subida de la OCDE, después de Irlanda, donde el paro aumentó en 5 puntos porcentuales en términos interanuales.

Por otra lado, la tasa de paro de la zona euro aumentó una décima en el mes de diciembre con respecto a noviembre, hasta el 10%, tasa que también registró en el último mes del año Estados Unidos, donde el dato no varió con respecto al mes anterior. En términos interanuales, la tasa de desempleo aumentó 1,8 puntos porcentuales en la eurozona y 2,6 puntos porcentuales en el país norteamericano.

Entre las principales economías europeas, el paro se mantuvo en diciembre en el 10% en Francia y en el 7,5% en Alemania. En Italia, la tasa de desempleo aumentó dos décimas con respecto a noviembre, hasta el 8,5%, y 1,5 puntos porcentuales en comparación al mismo mes de 2008.