La tasa de paro cayó hasta el 7,4% en Estados Unidos durante el Segundo trimestre del año, gracias al aumento del empleo no agrícola. En concreto, en julio se crearon 162.000 empleos en los sectores de comercio minorista, la industria alimenticia y servicios financiero. 
Se trata de una cifra inferior a la prevista y la menor en los últimos cuatro meses. Además, el departamento de empleo ha revistado al alza la cifra de junio hasta 188.000, también por debajo de lo esperado. En cualquier caso, la tasa de desempleo queda en mínimos de cuatro años. 

En lo que va de año, el número de desempleados se ha reducido en 1,2 millones de personas, es decir un 0,8%.
(Ver comunicado)

Además, los datos indican que también han caído el número de horas trabajadas y el salario por hora, que se desciende por primera vez desde octubre.

En concreto, el precio por hora trabajada cayó un 0,1% hasta 23,98 dólares, aunque sube en términos interanuales un 1,9%.
 
Unos datos que podrían ayudar a la Reserva Federal a tomar una decisión respecto a la retirada de estímulos. Hay que tener en cuenta que los expertos están preocupados por la alta tasa de paro del país ya que aunque aumentan las contrataciones está descendiendo con mucha lentitud. (Ver: ¿Cómo está la economía americana?)