La tasa de desempleo de los 16 países que comparten el euro se mantuvo sin cambios en octubre -en el 9,8%-, a pesar de que las compañías siguieron recortando puestos de trabajo al tiempo que el bloque emerge de la recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial.
La agencia de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, ha dicho hoy que la tasa de desempleo de la zona euro se mantuvo en 9,8% en octubre y revisó a esa misma cifra el dato de septiembre desde el 9,7% original. Este dato se ha situado en línea con las previsiones de los economistas.

La actual tasa de paro fue superada por última vez en noviembre de 1998, cuando alcanzó el 9,9%.

Eurostat dijo que 134.000 personas perdieron su empleo en octubre, elevando hasta 15,57 millones el total de parados en la región, cifra que supera al dato combinado de las poblaciones de Austria e Irlanda.

El continuo aumento del número de desempleados hace improbable que el gasto de los consumidores se recupere rápidamente si la zona euro vuelve al crecimiento este trimestre. 

Según los analistas, lo más probable es que este aumento haya continuado en noviembre, ya que, una encuesta de compañías manufactureras publicada a primera hora de hoy reflejó que continuaron reduciendo las nóminas durante este mes.
 
En los 27 estados miembros de la Unión Europea, 258.000 personas han perdido su trabajo en octubre, haciendo que el total de desempleados ascienda a 22,5 millones, el 9,3% de la fuerza laboral. Eurostat señaló que Letonia y España registraron las mayores tasas de desempleo en la UE, con un 20,9% y un 19,3% respectivamente. Holanda tuvo la tasa más baja, del 3,7%.