El oro al contado pasaba el jueves a terreno negativo porque el dólar se afirmaba frente al euro, luego de que el Banco Central Europeo mantuvo sin cambios sus tasas de interés, tal como se preveía. La debilidad del dólar más temprano en la sesión impulsó el valor del oro a un máximo de 970,45 dólares la onza. El oro al contado  se negociaba a 962,80 dólares la onza a las 1205 GMT desde 962,15 dólares la onza el miércoles tarde en Nueva York. Tras la decisión sobre tasas, el oro tocó un mínimo de sesión de 960,70 dólares.