El nuevo ministro de Economía de Japón, Naoto Kan, ha defendido "un yen algo más débil" y más medidas de estímulo para contribuir a la recuperación económica del país, declaraciones que van en sentido opuesto de la línea defendida hasta ahora por su predecesor, Hirohisa Fujii, quien abandonó su cargo esta semana por motivos de salud.