El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio bajó al cierre 161,41 puntos, o un 1,23%, hasta situarse en los 12.933,18 puntos, tras el alza experimentada en los futuros del crudo West Texas, que llegaron a negociarse a 126 dólares.