El índice Nikkei de la Bolsa japonesa ha cerrado a la baja por primera vez en cuatro días de sesión debido, una vez más, a la apreciación del yen y la incertidumbre sobre la economía de Estados Unidos. El Nikkei se ha dejado 69,07 puntos, o un 0,45%, hasta los 15.153 puntos, mientras que el segundo indicador Topix, que reúne a todos los valores de la primera sección, ha bajado 3,14 puntos o un 0,21% para acabar en los 1.475 puntos. La sesión en Tokio se inició, no obstante, al alza gracias al buen cierre de ayer en Nueva York y a una pausa en la apreciación del yen, tendencia que se invirtió un poco más tarde. Unas horas después el Nikkei se vio muy afectado por la apreciación del yen y la caída del precio del dólar hasta la banda de los 108 yenes.