La bolsa japonesa ha cerrado a la baja el viernes lastrada por la fortaleza del yen y el temor que suscita la economía de Estados Unidos, según los expertos. El índice Nikkei 225 ha restado un 1,6% hasta 15.154 puntos, con lo que ha cerrado la semana con un descuento del 2,8% en total.