El índice de la Bolsa de Tokio se ha dejado llevar por lo que ha sido la confirmación de una ralentización económica estadounidense. El Libro Beige de la Reserva Federal desinfló los ánimos en la bolsa neoyorquina por la constatación de que la economía mundial no avanza quizás al ritmo deseado y ha arrastrado no sólo el cierre de Asia, sino parece que marcará también la apertura en Europa.

La Bolsa de Tokio terminó la sesión perdiendo terreno. El índice Nikkei bajó 90,39 puntos, es decir el 1,03%, hasta los 8.682,15 puntos, a raíz de temores de que la cumbre de la Unión Europea prevista el domingo no aporte soluciones a la crisis de la Eurozona.

El índice amplio Topix perdió, por su parte, 5,47 puntos, es decir el 0,73%, para terminar a 746,02 puntos.