La mayoría de los traders pequeños de opciones suelen apostar por estrategias especulativas donde hace falta movimiento del subyacente.
Sin embargo, el hecho de que el determinado valor, índice, moneda o materia prima no se mueve suficiente, añadido a la caída en valor que sufren las opciones por el paso del tiempo acaban en trades perdedores la mayoría de las veces.

El Plan

Si nuestro objetivo es ganar dinero de forma constante mes tras mes, tener un plan es fundamental. Y si eres un principiante, sería bueno redactar tu plan y entregárselo a un trader ya experimentado para que lo analice y así sugerirte mejorías.

Generalmente la mejor forma de orientar un plan es en base a una cartera de varias posiciones. Quizás 5 o 6. La mayoría deberían ser (income trades) largas en theta (donde el paso del tiempo va a favor nuestro). Ejemplos incluyen condors, mariposas, calendars, diagonals, spreads de crédito. Para empezar, contando con $5000 a nuestra disposición, podemos poner 5 o 6 posiciones al mes con uno o dos contratos cada uno.

De esta cantidad inicial guardamos $500 para posibles futuros ajustes. Después dividimos los $4,500 entre las posiciones arriba mencionadas, siempre dando más importancia a las que son largas en vega cuando la volatilidad implícita (VI) está baja, como calendars y diagonals, o más importancia a las que son cortas en vega cuando la VI está en niveles normales/altos, como mariposas y condors.

Es importante también diversificar entre índices, futuros y sectores. Ytenemos que trabajar sobre subyacentes muy líquidos. La estrechez de las horquillas de compra y venta y el poder entrar y salir de las posiciones con una fluidez total son factores imprescindibles para que seamos rentables a largo plazo.

Subyacentes altamente volátiles tampoco son recomendables para posiciones de Income Trading. Son demasiado arriesgados para esta forma de operar, aunque a veces pueden dar unos beneficios increíbles al vender opciones tan caras por su alto componente de prima temporal (la VI) para luego recomprar mucho más baratas pasados unos días.

Tampoco deberíamos implementar ninguna estrategia de esta índole sobre opciones de empresas en el mes de resultados.

Concepto de ‘Income Trades’

El Income Trade es una estrategia delta neutral (no tiene preferencia direccional). Al trader no le hace falta que el mercado se mueva hacia ninguna dirección determinada para ganar dinero. La ventaja que tiene el trader es que al estar netamente vendido de opciones va ingresando prima con el paso del tiempo ya que por cada día que transcurre las opciones pierden valor. Un dato interesante es el hecho de que el 80% de las opciones vencen fuera del dinero y sin ningún valor. Caducan con un precio cero.

En esencia es muy parecido a la lotería. Está claro que a alguien le va a tocar, con mucha suerte, claro, pero todos los demás que han comprado, pierden. Lo que está claro es que él que organiza la lotería gana siempre. ¿Tú quién preferirías ser? ¿Él que compra la lotería o él que la vende?

Y es aquí donde radica nuestra gran ventaja en el Income Trading, aunque el subyacente no hace exactamente lo que nosotros queremos, podemos seguir ganado y haciendo dinero. Tenemos un margen de error sobre nuestras expectativas muy amplio. Cosa que no pasa cuando uno compra o vende un futuro o acciones, aquí necesitamos precisamente que el subyacente haga lo que nosotros queramos, y si no es así, perdemos. Y realmente las probabilidades puramente matemáticas siempre son de un 50% menos el ‘slippage’ (nuestro coste de las transacciones; comisiones y la desventaja de la horquilla en la compra y venta) . O sube o baja y no hay mayor margen de error.

De las muchas estrategias que existen para este tipo de trading, vamos a centrarnos en el iron condor. Esta posición se compone vendiendo un call spread arriba fuera del dinero y la venta de un put spread abajo fuera del dinero. Es una estrategia donde las probabilidades de ganar son muy altas.

El Iron Condor

Vamos a suponer que tenemos el subyacente a 50. Vendemos la 60 call marzo por 1,00 y compramos la 65 call marzo por 0,50. Y vendemos la 40 put marzo por 1,00 y compramos la 35 put marzo por 0,50. Ingresamos una prima de 0,50 por la venta de la call spread y 0,50 por la venta de put spread, en total 1,00. Si para el día de vencimiento de las opciones (el tercer viernes del mes) el subyacente se encuentra entre los strikes 40 y 60, nos quedamos con la totalidad de la prima ingresada ($100). Nuestro máximo riesgo es la diferencia entre los strikes (5) menos la prima ingresada (1). Un total de 4 ($400).



En este ejemplo tenemos una probabilidad de un 96% de tener beneficios, pero estas ganancias son pocas. Si queremos ganar más tenemos que bajar las probabilidades de que la estrategia sea ganadora.

Y son estas probabilidades las que hacen tan atractivo el iron condor. Podemos elegir los strikes vendidos en función a X desviaciones estándar para el subyacente o utilizar análisis técnico y elegir soportes y resistencias importantes. Se trata de elegir niveles con poca probabilidad de que el subyacente los pueda pasar.

Con estas probabilidades a nuestro favor, ponemos esta posición mes tras mes y vamos ingresando prima con el paso del tiempo. Habrá algún mes perdedor y es aquí donde entra nuestra gestión de riesgo, clave, para que estas pérdidas sean las menos posibles, o a veces convertir un trade, a priori perdedor, en uno ganador.

La Ventaja del Trader Pequeño Vendiendo Opciones

Como hemos comentado antes, cuando compramos opciones empezamos con una desventaja porque estamos comprando algo que poco a poco va perdiendo su valor (por el paso del tiempo). Si el subyacente no se mueve suficientemente a favor, perdemos. Vendiendo opciones, simplemente hace falta que el valor no se mueva suficientemente en contra para que ganemos. Repito, nuestro margen de error es muchísimo mayor.

Un ejemplo, si tenemos un valor a 30 y vendemos la call 35 por 2, ganaremos si
1. El precio baja
2. El precio se mantiene
3. El precio sube hasta el nivel del strike vendido más el precio de la venta de la call (en este caso 37)



Lo que suele suceder es que traders compran opciones buscando buenos movimientos en el precio y grandes beneficios. (Cosa que no suele pasar). No se contentan con conseguir menos beneficios mensuales de forma constante.

Con una buena gestión de riesgo y tratar este estilo de trading como un negocio, podemos ganar un sueldo mensual de forma constante.

Y al ser traders ‘retail’ (pequeños), con órdenes pequeñas, no tenemos los problemas de entrar, salir y ajustar las posiciones como tienen los grandes que sus transacciones son mucho mayores y carecen de esta versatilidad.

Ejecución del Plan

La gran esencia del plan es estar constantemente evaluando nuestra posición con escenarios de ‘What if…’ (qué pasa si….). De forma continua estamos analizando la volatilidad, desviaciones estándar, movimientos de precio, el paso del tiempo, etc. Es una evaluación sistemática lo que hacemos para protegernos de trades que van en nuestra contra. Básicamente nos basamos en tres aspectos para evaluar:

1. Las Griegas




2. El Análisis Gráfico



3. La Posición en sí




Tamaño de Nuestras Posiciones

Es clave empezar con cantidades de poco dinero. No es lo mismo, sobre todo psicológicamente, operar con una cuenta de $10,000 que con una de $200,000. Al principio, cada principiante debería iniciar estrategias con 1 o 2 contratos y poco a poco ir aumentando esta cantidad, siempre y cuando esté consiguiendo una rentabilidad constante.
Los traders que empiezan, no están preparados para afrontar problemas que van surgiendo cuando manejan grandes cantidades de dinero y en consecuencia pierden la confianza rápido y dejan de hacer trading. Y esta es una de las principales razones por las cuales traders dejan de operar después de 2 o 3 meses.

La Importancia de un Buen Mentor y Otros Factores

Es imposible aprender a hacer trading con opciones después de un curso de tres días. Si vamos a contemplar esto como un negocio/trabajo, tenemos que enfocar nuestro aprendizaje como si fuera una carrera nueva. Y desde luego, formarse como un arquitecto o ingeniero, o montar un negocio cualquiera, no se hace en tres días.

La mayoría de los alumnos acumulan un montón de información después de haber hecho un curso o leído varios libros e intentan aplicar lo aprendido ellos solos para luego frustrarse y dejarlo después de X tiempo. Esto no es la manera de aprender el ARTE de hacer trading con opciones. Y no nos equivoquemos, es todo un arte poder hacer trading con las opciones y que sea rentable de forma constante.

Muchos brokers ofrecen cursillos, muchas veces gratuitos, con el único fin de fomentar la operativa entre sus clientes y así incrementar su volumen de comisiones. De esto no nos olvidemos.

Tener un coach/mentor para guiarnos, paso a paso, y conseguir la experiencia necesaria son las claves del éxito en este difícil, pero lucrativo, mundo de las opciones. Y aquí no podemos elegir a cualquiera, ex creadores de mercado, personas que sólo se dedican a la formación u operarios de la gran banca no están en contacto con los vaivenes del mercado diario y no sienten el trading como un negocio. Es importante escoger a alguien activo de forma diaria en el mercado, que siente el pulso de ello y que pueda trasmitir sus conocimientos y experiencia actual* de la operativa. Y sobre todo que lo contempla como un negocio suyo.

El trading con derivados es un juego de suma a cero. Si uno gana es porque otro pierde. De hecho las estadísticas son peores si restamos el ‘slippage’. Por lo cual, estamos obligados a hacerlo mejor que la mayoría.

Luego, en el Income Trading, no se trata de quién gana más sino quién consigue mejor rentabilidad sobre capital invertido, y aquí es crucial el tema de márgenes y garantías y de realizar una buena gestión de estos factores.
Otros aspectos como una buena plataforma para poder trabajar, buenas ejecuciones de cada trade y el software del cual dispone cada uno, también son imprescindibles para poder ganar.

En resumen, hay que escoger un buen mentor, empezar con posiciones pequeñas, elegir unos spreads basados en buen criterio, diseñar un plan e implementar una correcta gestión de riesgo. Todo esto junto con la paciencia y, con el tiempo, la experiencia, nos llevará a ser un trader de opciones exitoso donde conseguiremos una buena rentabilidad sobre nuestro capital invertido de forma constante.