El Índice de Precios al Consumo (IPC) de la zona euro ha subido una décima en agosto respecto al mes anterior mientras que la tasa interanual mostró un retroceso hasta el 1,7%, por debajo del 1,8% de julio. Esta cifra se coloca por debajo de las estimaciones de los analistas, que esperaban una caída del 1.8% en la tasa interanual.