El Índice de Precios al Consumo (IPC) de China bajó 1,4 por ciento en mayo pasado en términos interanuales y es el cuarto descenso mensual consecutivo de este indicador, informó hoy el Buró Nacional de Estadísticas del país asiático. La bajada, no obstante, es una décima menor que la de abril y dos menos que en febrero, cuando se registró la primera caída de precios en China desde diciembre del 2002. Los precios de los alimentos, que constituyen la tercera parte del IPC chino, bajaron 0,6 por ciento.