La Comisión Europea ha anunciado que el indicador de confianza económica del mes de abril cayó a 97,1 puntos, por debajo de los 99,6 de marzo y de los 99,0 previstos por los economistas. Se trata del peor resultado desde finales de 2005 y se encuentra por debajo de la media a largo plazo. El componente industrial del indicador bajó de cero a -2, quedando por debajo de las previsiones de los economistas (-1,5), mientras que la confianza de los consumidores se mantuvo en -12, frente al -12,6 previsto. El indicador de clima empresarial bajó de 0,79 a 0,44 en abril.