El Ibex35 cierra la sesión con una subida del 2.15% que le llevó a los 8423 puntos. Una revalorización que tuvo a IAG e Indra como principales impulsores de una sesión en la que ningún valor cerró en números rojos. En el mercado de deuda, la prima de riesgo alcanzó los 360 puntos básicos con un euro que cerró en los 1.3026 dólares. 

Jornada de optimismo en la renta variable española que se colocó por encima de los 8400 puntos al cierre de la sesión. Un rebote de más de dos puntos porcentuales que le llevaron a los 8423 puntos gracias al impulso de Wall Street, que inauguró la sesión marcando nuevos máximos anuales. Los datos – dicen los expertos –no son tan malos como se venían publicando en meses anteriores. Eso sí, este tipo de rebotes necesita su consolidación. De hecho, Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategas de inversión reconoce que el selectivo sigue inmerso en el lateral de las últimas sesiones “que invitan a pensar en que se puede romper a la baja, lo que da lugar a signos mixtos”. (Ver: Video Premium: Ferrovial se encuentra en subida libre)



Entre los valores que favorecieron el rebote del selectivo, IAG e Indra. La aerolínea superó el 4% de revalorización y firmó la sesión en los 2.86 euros por título. Por su parte, la tecnológica sumó en torno a un 3.7% de su cotización, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 9.26 euros. Inditex y ArcelorMittal se asentaron en el podio de las subidas con revalorizaciones querebasaron los tres puntos porcentuales de subida, hasta los 107.60 euros y los 11.19 euros. 

Y en positivo también, los bancos. Grandes y medianos. De los primeros, BBVA sumó un 1.7% a sus títulos – hasta los 7.45 euros por acción – mientras que su homóloga cántabra se hizo con una revalorización del 1.9%, hasta los 5.86 euros. (Ver: BBVA y Santander ¿cortos y largos frente a Deutsche Bank?)  Banco Popular se hizo con un 0.3% de subida – hasta los 0.67 euros – en tanto que Banco Sabadell y Bankinter cotizaron con subidas del 0.3% que les llevaron hasta los 1.66 euros y los 4.26 euros, respectivamente.

Se cierra así una jornada en la que ninguno de los 34 valores que componen actualmente el selectivo español cotizó en negativo. Los menores avances de la jornada llevaron el nombre de Grifols y DIA, salvando a la banca mediana, que elevaron en un 0.12% y un 0.5% el precio de sus acciones, hasta los 28.32 euros y los 5.76 euros, respectivamente.

Pescanova, entre los más penalizados

Sin duda, el mayor negativo de la jornada llevó el nombre de Pescanova. El título se asignó el cartel de los que más cayeron del continuo – superado tan sólo por Montebalito – y cedió un 9.4%, hasta los 6.30 euros. Los expertos lanzan la recomendación de cautela sobre el valor hasta que presente sus cuentas anuales y se sepa qué hará para hacer frente a su deuda.